Supresión del Servicio de Porteria o Conserje contratado por la Comunidad

Para la supresión del servicio de portería o conserjería se requiere la unanimidad de toda la Comunidad, reflejándose en un acuerdo tomado en reunión convocada a tal efecto y que debe ser notificado a efectos impugnatorios a los propietarios ausentes.

La supresión no significa el ahorro de la cantidad que suponía el coste total del empleado, pues deberán preverse unos servicios sustitutorios:
– De infraestructura del edificio, como instalación de portero automático, buzones para correspondencia y periódicos, automatismos y temporizadores para luces de escalera y rellanos, lugares de guarda o custodia de llaves, cuartos de maquinaria, etc.
– De sustitución de parte de los servicios que prestaba el portero o conserje. Al menos la limpieza de la escalera y zonas comunes a través de empresas especializadas para evitar cualquier irregularidad o futuros problemas, la organización de la bajada de basuras y los avisos puntuales de averías.

En definitiva, suprimir el servicio no significa un ahorro del 100% del coste sino sólo de un 60% aproximadamente, pero significa asimismo una pérdida de vigilancia, confort, servicios necesarios, mantenimiento y, en definitiva, tranquilidad en un 100%.

Ref. ISBN 84-08-01055-7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *